Home > Moda > La polémica de Dulceida en los Goya

La polémica de Dulceida en los Goya

La polémica de Dulceida en los Goya

Este 2018 los Goya han venido cargados con su correspondiente polémica, como siempre. Una de ellas la ha traído la influencer Aida Domenech, más conocida para la gente de a pie como Dulceida.

Nos ponemos en situación: Los Premios Goya,  galardones que da la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España a los mejores profesionales en cada una de las distintas especialidades del sector cinematográfico. Y allí aparece Dulceida en los Goya, una de las influencers y blogger más famosas del país, que, con mucho trabajo y un esfuerzo digno de admirar, ha conseguido convertir su blog y su canal de Youtube de estilismo en su trabajo y hacerse un hueco en el mundo del famoseo; mientras que cientos de personas que pertenecen al mundo del cine se quedan a las puertas de la gala de premios.

¿Qué hacía Dulceida en los Goya? Nadie lo sabe y muchos se lo preguntan.

Y ahí no se queda la cosa, tras pasar este momento de cortocircuito y confusión mental, vemos su vestido, que depende por donde los mires puede aparecer en el ranking de los vestidos favoritos o en el ranking de los peores vestidos. La cuestión, y probablemente objetivo principal, es que el vestido tampoco dejó indiferente a nadie.

El vestido que llevaba Dulceida en los Goya era de la firma Ze García, con un corte totalmente asimétrico y una larga cola, que llevó combinado con unos zapatos de Jimmy Choo y joyas Swarovski. Al parecer este vestido era la opción B de la influencer, por detrás de un vestido negro, bonito, sencillo y elegante. Acierto seguro. Pero no le hacía sentir brillante. La opción B era más arriesgada. Y más polémica.

Los comentarios en las redes sociales no se hicieron esperar, negativos en su mayoría. “Demasiado corto”, “parecen las cortinas de mi casa”, “vaya chonaca”, “Dulceida ahora es publicidad y puro marketing” son algunas de las joyas que le cayeron a Dulceida.

La respuesta de Dulceida no ha tardado en llegar a través de los stories de su Instagram. En ella, la influencer pide que no se fomente el odio, y que las mujeres no se insulten unas a otras (en clara alusión al análisis en profundidad que hizo Ana Morgade sobre su vestido), lanzando también la pregunta de cómo pretendemos de esta forma amar nuestros complejos.

¿Y tú, qué opinas de todo esto?

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]