El arranque de Supervivientes cargado de polémica