El cierre de GhVip deja mal sabor de boca a los Blumers