La prueba mítica llega a la casa de GhVIp