Adiós a la pareja más divertida de Supervivientes