Home > Realities > Primer programa de First Date

Primer programa de First Date

Primer programa de First Date

Anoche pudimos ver el estreno simultáneo en todas los canales de Mediaset de First Date de la mano de Carlos Sobera y, desde luego, al menos para nosotros, el programa no defraudó.

En la primera entrega de First Date tuvimos de todo, los personajes más variopintos rozando el frikismo puro desfilaron uno a uno a través de las mesas de este curioso restaurante destinado a las citas a ciegas.

Pero, como todo en esta vida, siempre hay quien consigue acaparar todas las atenciones y, sin lugar a dudas, en este caso, fueron la pareja formada por Antonio y Carlos y Pepa y Víctor.

En la cita de Antonio y Carlos no faltó de nada, desde momentos romanticones pasando por previsiones de futuro y, cómo no, pullitas picantonas más por parte de Antonio que de Carlos que prefirió guardar un poco la compostura.

No podemos dejar pasar la oportunidad de comentar sus respectivos estilismos que, ellos mismos, no pudieron dejar de alabarse entre ellos e, incluso, Antonio hizo mención a Carlos Sobera tanto de sus zapatos como de su pañuelo. Antonio quedó prendado de los zapatos de su cita a ciegas y de ese, según él, “rollo inglés”.

¿Y ese momento Sara Montiel de Antonio y Carlos qué os parece? Ambos son muy fans de la artista que comparte pueblo con Carlos, esta cita no podía acabar de otra forma que dando un “sí, quiero” a una segunda cita entre ellos y así fue.

Dicen que siempre hay un roto para un “descosío”… o no. La protagonista de otra de las citas a ciegas de First Date, Pepa, empezó por anunciarnos que no ha tenido mucha suerte en lo que amores se refiere y que cree que es debido a que, palabras textuales, “los hombres las ven como una femme fatale”, sólo está presentación ya nos hizo presuponer como iba a ir la cosa.

Víctor, por su parte, nada más entrar se quedó de piedra al ver a Pepa y no precisamente porque la chica le causara ningún efecto positivo y, ante su incapacidad para ni siquiera poder hablar a Pepa, opto por la vía fácil “las chicas morenas no son mi punto fuerte”.

Aun así accedieron a pasar a la mesa y “disfrutar” de la comida, a partir de este momento todo fue cuesta abajo y sin frenos.

Al Víctor conocer el trabajo de bloguera de sexo de Pepa solo pudo opinar que ese tipo de trabajo es para mentes muy sucias con lo que Pepa desplegó toda la soberbia que le anidaba dentro y Víctor hizo lo propio, querer quedar como el aceite, aún más por encima de ella.

¿Final de la cita? La cuenta y cada uno por su lado.

Viendo la tónica del primer programa de First Date, no podemos esperar a ver con qué nos van a sorprender en los siguientes programas.

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]
También te puede interesar
Nuevo reality, First Dates
Nuevo reality, First Dates