Llegó la hora de la tijera, cortes de pelo