Home > Realities > Casados a primera vista > Sexo y dictadura en Casados a primera vista

Sexo y dictadura en Casados a primera vista

Sexo y dictadura en Casados a primera vista

Si algo diferencia a la mayoría de parejas de esta segunda temporada de Casados a primera vista de la del año pasado es, sin duda, la facilidad de muchas parejas para, al menos, “consumar” durante el programa, recordemos que el año pasado ninguno de los concursantes confesó haber mantenido sexo durante el programa, de momento, en dos capítulos, Mónica y Pedro, la pareja más madura del reallity, ya ha confesado haber tenido relaciones sexuales y, en el avance que pudimos ver ayer del capítulo 3, Jonathan y Mónica también confesaban su secreto.

Sexo y dictadura en Casados a primera vista

Teniendo en cuenta el bajo contenido sexual y erótico del año pasado, por lo menos, podemos decir que este año el método parece que funciona un poquito mejor, salvo por Bernardo y Andrea, prácticamente ausentes en el capítulo de ayer,  que realmente no tienen nada en común, o eso dice Andrea, porque a Bernardo ella le gusta y sigue diciendo que luchará para que este matrimonio salga a delante.

El problema, en nuestra opinión, es luchar contra un muro y Bernardo cada vez que intenta algo choca contra un muro, en este caso, Andrea que no está por la labor de facilitar las cosas y dar su brazo a torcer con Bernardo bajo ninguna circunstancia.

Sexo y dictadura en Casados a primera vista

Pero si algo nos llamó la atención ayer fue la dictadura a la que Pedro está sometido por parte de Mónica, eso sí, una dictadura muy dulce, basada en frases lapidarias en las que nunca puede faltar un “cariño”. Es, como dirían nuestras abuelas, una manejanta.

Ella, por primera vez en la historia de Casados a primera vista, ha elegido su propia luna de miel y, además, sin consultar con su marido. Lo corrige constantemente y, sobre todo, intenta que haga las cosas como a ella le gusta.

No sabemos si tendrá claro que Pedro ya no es un niño y que es muy complicado cambiar la forma de ser de una persona que ya no cumple los 50.

De momento, Mónica y Pedro son una pareja que pueden ofrecer mucho al reallity, sobre todo, por lo que pudimos ver en el avance del próximo capítulo donde los chupitos corren libremente por la barra del bar poniendo a Mónica muy cariñosa con su ya marido.

hbbbbbbbbbb

Por lo pronto, Casados a primera vista no nos está defraudando y estamos enganchados a saber qué más pasa, a que vuelva el lunes con un capítulo más, porque, por lo menos a nosotros, se nos hace muy cortito.

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]
También te puede interesar
casados a primera vista
Mucha falta de respeto y madurez en Casados a primera vista
El fracaso, un año más, de casados a primera vista
El fracaso, un año más, de Casados a primera vista
Cuando tu marido es oscuro y siniestro en Casados a primera vista
Machismo en Casados a primera vista
Una ex y dos bodas a ciegas en Casados a Primera vista
Despliegue de culturilla general en Casados a primera vista