Home > Realities > Gran Hermano > Octavo debate de esta edición.

Octavo debate de esta edición.

octavodebate

Un domingo más nos vimos reunidos todos los fans de Gran Hermano 15 delante de la televisión para disfrutar con el Octavo debate de esta edición.

Durante la noche hubo dos claros protagonistas y ninguno de ellos fue Jordi González al que mantuvieron toda la noche con los nervios de punta ya que nadie respetaba los turnos de palabras.

Pero, apartando a Omar y Belén Rodríguez, lo demás del octavo debate de la edición fue, más o menos, sosete.

Pero, empecemos por el principio de los tiempos, Omar llegaba al debate visiblemente tenso y con la lección muy aprendida, imaginamos que, además, la información era de primera mano, pues ya han pasado bastantes semanas desde que Lucia convive con todos los colaboradores del debate y sabía perfectamente que colaborador estaba con él y cual contra él.

De esta forma, cuando alguno de los colaboradores se dirigía a él, su expresión de cara cambiaba, hasta un punto en el que a varios colaboradores directamente los “vacilaba” como dirían en su barrio.

En este punto llega la otra protagonista de la noche, una mujer que defiende a Paula a capa y espada y que, como ella no deja indiferente a nadie, Belén Rodríguez, al igual que la hawaiana, o es amada o es tremendamente odiada.

La discusión entre ambos estaba servida y esta noche, por lo menos el equipo de SweetSkull, echamos mucho de menos a Mercedes Milá para que pusiera orden en plató pues a Jordi González se le quedó un poco grande la polémica y no fue capaz de controlar a sus chicos que estaban profundamente alterados.

Así que gran parte del octavo debate fue un gallinero donde todos gritaban y la audiencia se perdía comentarios entre tanto bullicio. Se volvió una noche más a consentir faltas de respeto, humillaciones y comentarios muy despectivos, tanto por la parte de los colaboradores como por la de los ex concursantes, pero, una vez más, nadie obtuvo ninguna represalia por ello.

Sin duda, Gran Hermano 15 es una de las ediciones con menos respeto de las que se recuerdan en la historia de Gran Hermano, por supuesto, a la audiencia esto le puede dar mucho juego pero desde SweetSkull pensamos que la polémica y la educación no están reñidas, algo que en esta edición brilla por su ausencia.

Por lo demás, la noche fue como todas las demás y esto no es una forma de hablar pues los vídeos que se mostraron anoche fueron los mismos vídeos que llevan ya 12 galas y 8 debates alimentando Gran Hermano.

Normal que ciertos concursantes como Hugo y Azahara, que ya de por si no son personas tan llamativas, acaben quedando siempre a la sombra de los demás, pero es que parece que en este Gran Hermano 15 sólo hay cabida para Paula, Omar y Lucia.

 

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]